Reflexión 13

Dejo ir las Expectativas

De mis padres

De mis hijos

De mi familia

De mis amigos

De la sociedad

De todos y de todo,

incluidas mis propias expectativas.

 

Mucho dolor me ha causado intentar ajustar lo que SOY a lo que quieran que YO sea.

Mucho esfuerzo he gastado y lejos me ha llevado de mi propia felicidad.

 

He decidido renunciar a las expectativas que otros tienen de mí

y también a las que yo tengo de mí y de los demás.

 

Haré mi mejor esfuerzo por ser mejor persona,

ahora siguiendo mis propios ideales

guiados por mi corazón.

 

Soy capaz de escuchar a otros

y luego decidir por mí.

 

Con amor,

Lorena Paz S.C.

Ver otros artículos