Si fuésemos más ANIMALES

unnamed

Si fuésemos más ANIMALES

«Muchas personas hablan del resto de los animales como que “son menos”.
Fundamentan aquella idea en base a nuestro avance intelectual, tecnológico, científico, creen que aquello nos hace superiores a la naturaleza y al resto de sus habitantes.

Desde un punto energético, la naturaleza y los animales también tienen aquello que llamamos alma,
solo que en vez de tener cada uno un alma, tienen un alma colectiva.
Por ejemplo, todos los perros tienen un gran alma.

Esto no nos hace superiores a ellos, sino que simplemente tenemos experiencias distintas. Ellos probablemente tienen una mayor consciencia de unidad, nivel de consciencia que nosotros accedemos luego de mucha práctica meditativa o con drogas provenientes de la naturaleza.

Además, experimentan algo que nosotros solemos perder a temprana edad: el amor incondicional.

Cuando nacemos todos lo tenemos, pero luego nos enseñan a cómo condicionar el amor,
con conductas, exigencias y pensamientos programados,
que nos alejan de la verdadera experiencia del amor.

En vez de desvalorarlos podríamos estar aprendiendo de ellos:
amar incondicionalmente, estar en tiempo presente, confiar, disfrutar la vida,
colaborar en comunidad.

Hace un tiempo, fui a ver una exposición de ballenas y aprendí que les cachalotes hembras eran parteras entre ellas, apoyándose para recibir al nuevo bebé.
Pensé en cómo los humanos somos, en su mayoría, tan incapaces de ver el amor y la comunidad que tienen los animales y que nosotros hemos olvidado.

Los cazamos, los perseguimos por sus pieles, los comemos,
sin ser capaces de verlos a ellos cómo realmente son.

Pensé, si tan sólo fuésemos más animales y pudiésemos amar plenamente,
ser fieles a nuestra emociones,
si mostrásemos más compasión,
si pudiésemos disfrutar cada momento de nuestra vida,
si fuésemos más libres y felices como ellos,
probablemente respetaríamos mucho más la naturaleza,
nuestros propios cuerpos,
a los otros y a nuestra propia vida.

Si tan sólo fuésemos más animales.

Lorena Paz S.C.

Ver otros artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *